Manteca milfs

24-Aug-2020 03:35

Yo mientras tanto aproveché a ponerme ropa cómoda, para caminar previniendo el calor también, cuando Javier salió del baño decidimos hacer nuestra primera recorrida por la ciudad, recorriendo aquellos lugares que nos llevaron de un principio allí, después de más de 3 horas caminando decidimos almorzar en un restaurante cerca del hotel, luego el calor se hizo intenso, decidimos volver al fresco del hotel y descansar también del largo viaje, durmiendo una siesta, que nos repusiera del cansancio acumulado para volver en la tarde noche a dar otra recorrida.Sin resquemores fui al baño y me puse mi camisón de satén habitual, Javier mientras veía la tv acostado, con el torso desnudo y con una bermuda puesta, no parecía importarnos a ambos dormir juntos en la misma cama, y así fue, gire para mi lado dejándolo seguir viendo la tv y luego de un rato, ambos nos dormimos una buena siesta.If you want a duo with a friend of mine, or a dinner date then I can oblige.

No sabía que hacer, como obrar, como proceder, algo si era cierto, no podía dejar de contemplar, de ver, de recorrer con los ojos a aquel falo, lleno de venas henchidas, circuncidado, que mostraba un glande pavoroso, brilloso como una manzana acaramelada, sentí vergüenza, timidez, rubor, sofoco, sonrojo, corte, bochorno, retraimiento; mi yerno estaba ahí a lado mío totalmente empalmado y con un miembro de exhibición, perdí la noción del tiempo y el espacio, solo tenia la máxima precaución de no ser descubierta por Javier, era muy fuerte aquella situación, pero tenia su parte adictiva, no podía dejar de verlo, sigilosamente me acercaba para observarlo más de cerca, hasta llegue a acercar mi mano, no para tocarlo pero si para tener una escala algo real de aquel tamaño, con este acercamiento pude detectar el calor que rodeaba aquel miembro, más allá de que las relaciones con mi marido hacían unos 20 años se había muerto para siempre y no habiendo otro hombre en mi vida, no podía separar que el dueño de aquel monumento era mi yerno, mi único yerno del cual nunca había tenido ningún indicio de tal porte, mi hija y yo no hablamos nunca de estas cosas.

Bajamos otra vez a la recepción e hicimos el reclamo correspondiente, solicitando habitación con 2 camas individuales, a lo que la recepcionista se disculpó diciéndonos que no le quedaban disponibles, que lo sentía mucho, luego de sentir el desasosiego de pensar en buscar otro hotel después de tan largo viaje y el calor que ya hacia, más andar con las maletas de acá para allá, Javier me dice “no se, Pilar, nos quedamos, igual yo duermo en el suelo o en algún sofá, así no te incomoda” a lo que le respondí si pena alguna y aliviando la pena colectiva, con la mejor sonrisa, “ si, tranquilo, si no te molesta dormir conmigo, compartimos la cama, que va a pasar? ” (riéndome), y así fue, hicimos uso de la misma habitación que nos habían asignado.

Entramos, nos acomodamos, acomodamos nuestra ropa, Javier decidió ducharse ya que el calor y el ir y venir del problema de la habitación lo tenía empapado en sudor.

Si no hubiera ocurrido lo que ocurrió, no tenia idea de como iba a terminar aquello, solo sabia en ese momento, que me encantaba la situación. , mi cabeza volaba pensando mil preguntas y mil respuestas, quería que aquello terminara o fuera un simple sueño, pero no, una mano recorrió por debajo de las sabanas, levanto un poco más mi camisón, acaricio mi nalga derecha y fue bajando lentamente por mi muslo hasta que dio la extensión de su brazo y volvió a subir acariciando.

Seguía en mi tarea, de autosatisfacción cuando sentí que aquel miembro sin perder su llamativo vigor se deslizaba raja abajo y empezó a atravesar entre mis muslos, que aun estaban unidos, quedando prisionero entre mis piernas, totalmente pegado a mi encharcada vagina sin penetrarla, quede pasmada, sorprendida, patidifusa, boquiabierta, aquello no había sido casual, impensado, imprevisto, fortuito, accidental, no quería girar mi cabeza, ni mirar a Javier, que estaría pensando? La situación, era excitante a la vez que incomoda, el miedo de hallarme totalmente descubierta me dejo tiesa, sin movimiento ni respuesta, así hasta que la misma mano que me acariciaba nalga y muslo dejo de hacerlo para agarrar aquel miembraso y dirigirlo a mi vagina, cuando sentí aquel apetitoso glande besar la puerta de mi hueco, fue cuando se me quito toda inmovilidad, millones de sentimientos y complejos se me vinieron a la mente, pero mi cuerpo no parecía estar de acuerdo, gire mi cabeza bruscamente, lo mire e inmediatamente le solté “ahhhhgg (suspiro de placer y sorpresa) ay, no, no!!

No sabía que hacer, como obrar, como proceder, algo si era cierto, no podía dejar de contemplar, de ver, de recorrer con los ojos a aquel falo, lleno de venas henchidas, circuncidado, que mostraba un glande pavoroso, brilloso como una manzana acaramelada, sentí vergüenza, timidez, rubor, sofoco, sonrojo, corte, bochorno, retraimiento; mi yerno estaba ahí a lado mío totalmente empalmado y con un miembro de exhibición, perdí la noción del tiempo y el espacio, solo tenia la máxima precaución de no ser descubierta por Javier, era muy fuerte aquella situación, pero tenia su parte adictiva, no podía dejar de verlo, sigilosamente me acercaba para observarlo más de cerca, hasta llegue a acercar mi mano, no para tocarlo pero si para tener una escala algo real de aquel tamaño, con este acercamiento pude detectar el calor que rodeaba aquel miembro, más allá de que las relaciones con mi marido hacían unos 20 años se había muerto para siempre y no habiendo otro hombre en mi vida, no podía separar que el dueño de aquel monumento era mi yerno, mi único yerno del cual nunca había tenido ningún indicio de tal porte, mi hija y yo no hablamos nunca de estas cosas.Bajamos otra vez a la recepción e hicimos el reclamo correspondiente, solicitando habitación con 2 camas individuales, a lo que la recepcionista se disculpó diciéndonos que no le quedaban disponibles, que lo sentía mucho, luego de sentir el desasosiego de pensar en buscar otro hotel después de tan largo viaje y el calor que ya hacia, más andar con las maletas de acá para allá, Javier me dice “no se, Pilar, nos quedamos, igual yo duermo en el suelo o en algún sofá, así no te incomoda” a lo que le respondí si pena alguna y aliviando la pena colectiva, con la mejor sonrisa, “ si, tranquilo, si no te molesta dormir conmigo, compartimos la cama, que va a pasar? ” (riéndome), y así fue, hicimos uso de la misma habitación que nos habían asignado.Entramos, nos acomodamos, acomodamos nuestra ropa, Javier decidió ducharse ya que el calor y el ir y venir del problema de la habitación lo tenía empapado en sudor.Si no hubiera ocurrido lo que ocurrió, no tenia idea de como iba a terminar aquello, solo sabia en ese momento, que me encantaba la situación. , mi cabeza volaba pensando mil preguntas y mil respuestas, quería que aquello terminara o fuera un simple sueño, pero no, una mano recorrió por debajo de las sabanas, levanto un poco más mi camisón, acaricio mi nalga derecha y fue bajando lentamente por mi muslo hasta que dio la extensión de su brazo y volvió a subir acariciando.Seguía en mi tarea, de autosatisfacción cuando sentí que aquel miembro sin perder su llamativo vigor se deslizaba raja abajo y empezó a atravesar entre mis muslos, que aun estaban unidos, quedando prisionero entre mis piernas, totalmente pegado a mi encharcada vagina sin penetrarla, quede pasmada, sorprendida, patidifusa, boquiabierta, aquello no había sido casual, impensado, imprevisto, fortuito, accidental, no quería girar mi cabeza, ni mirar a Javier, que estaría pensando? La situación, era excitante a la vez que incomoda, el miedo de hallarme totalmente descubierta me dejo tiesa, sin movimiento ni respuesta, así hasta que la misma mano que me acariciaba nalga y muslo dejo de hacerlo para agarrar aquel miembraso y dirigirlo a mi vagina, cuando sentí aquel apetitoso glande besar la puerta de mi hueco, fue cuando se me quito toda inmovilidad, millones de sentimientos y complejos se me vinieron a la mente, pero mi cuerpo no parecía estar de acuerdo, gire mi cabeza bruscamente, lo mire e inmediatamente le solté “ahhhhgg (suspiro de placer y sorpresa) ay, no, no!!Tune in to the wave of heated, exotic, crazy mature sex with Mature Full Movies!